Los mandatarios municipales, así como los directivos del Club Monterrey representados por José González Ornelas, aseguraron este jueves, en una reunión conjunta, que el Clásico 118 será seguro para todos los asistentes por la presencia de dos mil 500 efectivos de seguridad, en una reunión celebrada en el estadio de los Rayados.

El presidente del Consejo de Administración del Club Monterrey, José González Ornelas, fue el anfitrión de la reunión donde estuvo presente la alcaldesa de Guadalupe, Cristina Díaz, así como Adrián de la Garza, Presidente Municipal de Monterrey.

González Ornelas comentó: “Como saben, nuestro estadio tiene capacidad para 53 mil lugares. Hay diez mil lugares vendidos a mediano y largo plazo. De los restantes, hay 39 mil lugares colocados como abonos para toda la temporada y quedaban cuatro mil lugares, se pusieron a la venta dos mil lugares, se terminaron y se dejaron sin vender dos mil. Y esos lugares los vamos a utilizar para colocar en la parte alta de la zona poniente a los aficionados de Tigres”.

El directivo señaló que no habrá restricción para aficionados que porten la camiseta de Tigres, además de que se evitarán las marchas de las barras visitantes, además de limitar el acceso a quienes hayan sido protagonistas de un incidente en cualquiera de los dos estadios.

Cristina Díaz, alcaldesa de Guadalupe, comentó: “El fútbol es el deporte más popular y es un deporte que apasiona a quienes participan y que llena de mucha alegría, lo que esperamos sin duda es que este momento cumbre para la afición que todos esperamos”.

Destacó que la expectativa que seguramente tienen los aficionados es que sea una fiesta, por lo que hacen un llamado a ambas aficiones, para que puedan disfrutarlo con paz y tranquilidad.

“Sin duda está el Gobierno del estado coordinando estos esfuerzos en materia de seguridad. Son dos mil 500 efectivos los que estarán vigilando esta fiesta deportiva, mil 500 por parte de los efectivos de Guadalupe, San Nicolás y Monterrey, más la seguridad privada que aporta el estadio”, dijo Cristina Díaz y agregó que también estarán presentes corporaciones como Protección Civil del Estado y la Policía Ministerial.

Alberto Palomino, representante del Club Tigres, destacó que este es el posterior a lo sucedido en la Avenida Aztlán: “Hemos trabajado muy de la mano con el Club Monterrey para homologar procesos, para homologar protocolos, para analizar deficiencias y tratar de ser eficaces, y que estos incidentes no nos vuelvan a suceder”.

Adrián de la Garza, alcalde de Monterrey, dijo: “Una vez más estamos coordinados todas las autoridades con ambas directivas, y creo que es un reto, no nada más para las autoridades, sino es un reto para toda la ciudadanía y los aficionados de ambos equipos. Las dos directivas han demostrado un alto nivel y ahora a la ciudadanía nos toca demostrar eso que nos había caracterizado, la afición grande, la afición respetuosa, que siempre había demostrado una gran civilidad”.