El gobierno federal dio a conocer este lunes un documento donde se enlistan los cien compromisos adquiridos por el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 1 de diciembre, cuando rindió protesta como presidente de la República, destacando que en sólo 100 días de la actual administración ya se han cumplido 62 por ciento de las metas establecidas el día uno.

Entre los compromisos que el gobierno considera cumplidos se incluyen la atención preferente a la población indígena en programas sociales, cumplir con la máxima “por el bien de todos, primero los pobres” y la creación de precios garantía en productos como maíz, frijol, trigo y leche.

En otros casos, sin embargo, la federación consigna como cumplidos puntos que a todas luces siguen en proceso, como es el caso de la construcción de caminos de concreto en municipios de Oaxaca, Guerrero y otros estados.

Si bien el gobierno resalta que el pasado 22 de diciembre se presentó el Programa de Pavimentación de Caminos a Cabeceras Municipales, así como la firma de 49 convenios a finales de enero para construir algunos de estos caminos a un costo de 2 mil 231 millones de pesos, las obras no distan mucho de llegar a su fin.

Otros de los compromisos considerados como cumplidos son el respeto a la autonomía del Banco de México, la asignación de dinero ahorrado a programas sociales, y la entrega de estos recursos de programas sociales directamente a los beneficiarios, evitando a los intermediarios.

En el otro sentido, algunos de los cien compromisos que aún se encuentran en proceso son la creación del Banco del Bienestar, la redacción de una Constitución Moral, la implementación de un Plan de Protección Civil y la investigación a fondo de la desaparición de 43 estudiantes de la  Normal de Ayotzinapa.

Sobre este último punto, se destaca la creación de una Comisión de la Verdad sobre el caso, la cual cuenta con “condiciones materiales, jurídicas y humanas efectivas para fortalecer los derechos humanos de los familiares de las víctimas” y está presidida por Alejandro Encinas, Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

Finalmente, el gobierno también considera como un compromiso en proceso de cumplirse el no aumento en el precio de gasolinas, gas, diésel y suministro eléctrico más allá de la inflación,  pero resaltan que “ya se están haciendo los ajustes necesarios para cumplir el compromiso de no aumentar el precio de los energéticos en términos reales”.