En el marco de los 100 días de gobierno, grupos de manifestantes se dieron cita este lunes al exterior de Palacio Nacional. Por un lado, jubilados de Mexicana de Aviación que no han recibido su pago por suspensión; y por el otro, médicos despedidos del extinto programa Prospera.

Alrededor de 150 jubilados de Mexicana demandaron justicia porque aseguran tener varios laudos ganados. Ana Cecilia Beltrán, sobrecargo en retiro, explicó que asistieron a la sede del Ejecutivo para entregar un pliego petitorio, que aboga por la solución de su situación.

“Tenemos 8 años esperando a que llegue una solución llevamos dos sexenios que nos han prometido que ya nos van a pagar. Hasta la fecha no nos han pagado”, señaló Cristina Weber, otra sobrecargo en retiro. “No vemos claro (con la Secretaría del Trabajo) con nosotros no ha habido ningún acuerdo hasta ahora y ya llevamos muchísimos años”.

Otra sobrecargo identificada como Cristina apuntó que entre Mexicana de Aviación y la Secretaría de Trabajo hay un conflicto de interés porque Arturo Alcalde Justiniani, padre de la secretaria María Luisa Alcalde, es asesor jurídico del sindicado de Mexicana y responsable de que hayan perdidos sus pensiones jubilatorias.

No obstante, señalaron que no desconocerían ningún acuerdo que pudieran alcanzar con la Secretaría del Trabajo. “Estamos abiertos y lo único que queremos es que se actúe conforme a derecho, que se respeten y no se sigan violando nuestros derechos humanos”.

Médicos también protestan

También se manifiestan médicos que estaban contratados por el programa Prospera y ahora están despedidos por la eliminación del programa y su sustitución a través de las Becas Benito Juárez.

“Votamos por la transformación, no votamos por el despido, también somos jóvenes construyendo el futuro”.

Varios de los que portaban pancartas indicaron que llegaron desde Macuspana, Tabasco

Piden intervención del Presidente en CAED

Integrantes del Centro de Atención para Estudiantes con Discapacidad solicitaron este lunes por la mañana la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador, su para formalizar los programas educativos y establecer mesas de trabajo para la mejora de las condiciones pedagógicas, laborales y administrativas.

A través de un comunicado, indicaron que se entregó un documento con las problemáticas, mismo que solicita que una comisión sea recibida por la subsecretaria de Educación Media Superior, Sylvia Ortega Salazar, debido a la nula respuesta de las autoridades de la Secretaría de Educación Pública.

Señalaron que desde hace nueve años han expuesto sus problemas, mismos que no han tenido respuesta, entre los que destaca los retrasos de pagos a maestros y la deserción del personal que afecta a los estudiantes de los CAED. Además, pidieron el pago inmediato de honorarios del enero y febrero; la creación de una coordinación nacional que administre los recursos; creación y adaptación de exámenes para los estudiantes de acuerdo con su discapacidad.

Desde el año pasado, el CAED consiguió que la SEP se comprometiera a regularizar pagos y crear plazas, sin embargo, la decisión ha sido totalmente desatendida. “Nuestras demandas son legítimas, tenemos el objetivo de brindar el mejor servicio a nuestros estudiantes. La formalización del programa es justa porque es el derecho de los estudiantes con discapacidad: una educación incluyente que les abra las puertas a un futuro mejor”.

Actualmente, en el país hay aproximadamente 291 centros, con más de 20 mil alumnos y alumnas inscritos, y mil 500 asesores, auxiliares y responsables. Los inconformes forman parte de los centros de la Ciudad de México, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas, Tabasco, Veracruz y Zacatecas.

Foto propiedad de: @ricardovitela