Por considerar que existe muy poco profesionalismo en el secretario de Extensión y Cultura, Celso José Garza Acuña, y del director de la Editorial Universitaria, Antonio Ramos Revillas, la editorial regiomontana Posdata Editores renunció a participar en esta edición de UANLeer, así lo consideraron sus directivos.

La burocracia y la marginación hicieron tomar esta decisión. No es la primera vez que esto sucede. En anteriores ediciones marginaron a editoriales locales a favor de darle espacio a editoriales nacionales. Existe una propensión en la Secretaría de Extensión y Cultura a privilegiar lo internacional, nacional, sobre lo local.

Extraños comunicados institucionales de la universidad a la editorial propiciaron la decisión de que este año no esté presente en UANLeer.

En el catálogo de Posdata Editores aparecen autores como Guillermo Meléndez, Eduardo Zambrano, Francisco J. Serrano, quienes residen en Monterrey. También escritoras y escritores de primera línea que habitan en el país. La lista internacional de los libros publicados es importante.

La investigación sobre la relación de la Secretaría de Extensión y Cultura y editoriales afines va en curso, así como el uso de imprentas a modo, renta de bodegas donde se acumulan libros y, tal vez, supuestos moches de directivos, no comprobados.

Foto: uanl.mx