En medio de una polémica en la que el Estado Mexicano habrá de pedir disculpas este martes por el crimen de hace nueve años tras en contra de dos estudiantes del ITESM, confundidos con criminales y ejecutados por la milicia, el ex rector Rafael Rangel Sostmann demandó que la investigación continúe.

El ex líder académico dijo que sus muertes, además de merecer una disculpa pública de la Federación, demandan que se aclaren quienes los privaron de sus vidas y se aplique la justicia a sus perpetradores.

Este lunes, en las redes sociales se hizo viral un comentario por parte del ex rector del ITESM, quien hoy como hace nueve años atrás demanda justicia por este doble asesinato. Hechos en que una madrugada elementos militares acribillaran a estos chicos, al confundirlos en una persecución con criminales.

El escrito del ex rector del TEC es muy firme, se solidariza con las familiares y deudos de los chicos asesinados, pero demanda a la comunidad estudiantil y sociedad en general no bajar la guardia ante los errores de entes del poder.

“Estimados jóvenes y no tan jóvenes, 3 preguntas sencillas, mañana martes 19 de marzo la Secretaría de Gobernación dará una disculpa pública a los padres de los alumnos Javier Francisco Arredondo Verdugo y Jorge Antonio Mercado Alonso por el asesinato de sus hijos hace 9 años. Estoy seguro que los padres de estos brillantes alumnos agradecerán que finalmente se limpien sus nombres”.

“Espero que la ceremonia sea muy emotiva y conforte a los padres de ambos estudiantes. En lo personal, me es triste recordar este evento y los días que siguieron. Cada año lo recuerdo con gran tristeza. Y hoy me encuentro ante el dilema de aceptar las disculpas por parte del gobierno, sabiendo que es algo muy importante para los padres de Javier y de Jorge y, al mismo tiempo, aceptar también la realidad con respecto a que el crimen no se ha resuelto y seguimos igual que hace nueve años. Considero que, cuando hubo un crimen, dar y aceptar disculpas no es por mucho reconocer que el crimen se ha resuelto. Me explico a continuación un poco más”.

Dijo que se debe de investigar este crimen de fondo.

“A mi manera de ver, no es únicamente que hubieran matado a los dos alumnos en el contexto de una balacera ente grupos del narco y el ejército. El crimen de fondo estuvo en haber desaparecido a los dos alumnos y haber eliminado sus pertenencias, que incluían los documentos de identificación, con el fin de negar que eran estudiantes del Tecnológico de Monterrey y después acusarlos de que eran parte del crimen organizado”.

“Lo que sucedió a los dos alumnos del Tec, Jorge y Javier, le estaba sucediendo a cientos de personas inocentes todos los días en diferentes entidades del país. Esto era: estar presentes en medio de una batalla entre el crimen organizado y el ejército. Y al igual que los dos estudiantes del Tec, morir o ser rematados por el ejército para luego ser acusados de ser parte del crimen organizado”.

“Por eso, mi pregunta es muy sencilla: ¿Quién dio la orden a los soldados de proceder de esta forma? Algunas personas piensan que el caso de los dos alumnos fue un caso especial y dependiente de la zona militar local. Pero creo que definitivamente esto no fue así. Me cuesta trabajo creer que los mandos intermedios locales hayan dado la orden de desaparecer la identidad y de acusar a los alumnos de ser parte del crimen organizado”.

Reveló que considera que el hecho de que la Secretaría de Gobernación pida disculpas a los padres de los dos alumnos asesinados hace nueve años es un acto muy humano y de gran valor para los padres de familia y es un acto de humildad por parte del gobierno federal. Pero que realmente sea resuelto el problema de fondo. Y que se identifique a quiénes fueron los responsables en el Ejército a nivel nacional de dar esta orden tan primitiva.