Tras la rebeldía de los transportistas en Nuevo León, diputados federales del PAN le exigieron al Gobierno Estatal mano dura contra los empresarios. El coordinador de los diputados federales del PAN por Nuevo León, Víctor Pérez Díaz dijo que era hora de acabar de una vez por todas con el alza unilateral a las tarifas del transporte.

Para tal efecto exigió a las autoridades estatales la aplicación de la ley contra la Asociación de Transporte Público de Pasajeros de Nuevo León, para el retiro de permisos y concesiones para los transportistas.

“Si no se aplica mano dura en este tema del transporte quiere decir entonces que el Gobierno es rehén de los transportistas”, recriminó el legislador federal.

El también presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes de la Cámara de Diputados dijo que Nuevo León padece pésimas condiciones del transporte. Indicó que en la actualidad en varios municipios encuentran rutas insuficientes, que cancelan y aumentan precios en forma unilateral y nadie les pone un freno.

“Necesitamos más calidad y cantidad, antes de pesar siquiera en un posible aumento. No queremos volver a los tiempos aquellos tan nefastos en los que los transportistas hacían lo que les daba la gana”.

Los diputados federales panistas exigieron al Gobierno del Estado privilegiar la modernización del transporte. De llevar a cabo esta medida los empresarios tendrían que adquirir más unidades y retirar más de 500 unidades chatarra que aún operan en Nuevo León.