El presidente Andrés Manuel López Obrador comparó las críticas sobre la revocación de mandato a las del desafuero en 2005 para que no aparezca en la boleta de 2021 en consulta popular.

“Es algo parecido, guardadas las proporciones, a lo que me hicieron cuando me desaforaron. No querían que yo fuera en la boleta del 2006, en el fondo eso era, inventaron que había yo incumplido con la decisión de un juez, que había yo violado un amparo, que había yo construido un camino para comunicar un hospital en contra de un mandato legal”.

En la conferencia de prensa matutina de este miércoles aseguró que en 2005 se confabularon varios poderes y lo acusaron de haber construido ilegalmente un camino para comunicar a un hospital en Santa Fe, Cuajimalpa, porque “hubo línea, consigna desde Los Pinos, y fue una de las cosas vergonzosas del Poder Judicial”.

Aseguró que de aprobarse la revocación del mandato habrá una boleta exclusiva para preguntar a los ciudadanos si quieren que siga en el poder.

López Obrador reiteró que no se va a reelegir y que serán suficientes “seis años para sentar las bases, crear el hábito democrático, erradicar la corrupción y echar a andar la economía para que haya trabajo y haya bienestar en el país”.

El 7 de abril de 2005 la Cámara de Diputados aprobó el desafuero del entonces jefe de gobierno del Distrito Federal e iniciar en su contra un proceso penal.

Sin embargo, los entonces diputados del PAN, Gabriela Cuevas y Jorge Lara, pagaron la fianza. El 4 de mayo de ese año la entonces Procuraduría General de la República determinó no ejercer acción penal contra Obrador.

Foto propiedad de: Galo Cañas / Cuartoscuro