El presidente Andrés Manuel López Obradorencabezó el acto de clausura de la 82 Convención Bancaria y declaró el inicio de la etapa “posneoliberal” en el proceso de desarrollo del país. 

Desde Acapulco, Guerrero, el titular del Ejecutivo federal dijo que el modelo económico que hundió a México en la pobreza y desigualdad será superado y que la apuesta de su administración es de bienestar y oportunidades para todos los ciudadanos.

Ante integrantes de la Asociación de Bancos de México (AMB), funcionarios e invitados especiales, el presidente reiteró que su gobierno lleva a cabo una transformación total del país y se comprometió a consolidar, hacia el final de su sexenio, un crecimiento económico de, al menos, el 4 por ciento. Además, reiteró que su principal batalla es contra la corrupción. 

“Hace falta cambiar el modelo, pensar en una etapa que se puede denominar: posneoliberalismo. Todos nuestros esfuerzos tienen que ir orientados a erradicar la corrupción, el combate a la impunidad. Esos elementos nos van a permitir el renacimiento de México”. 

No regulará comisiones

En cuanto a la polémica iniciativa de legisladores para regular y reducir las comisiones bancarias, AMLO reiteró que, de parte del Poder Ejecutivo, no existirá un ordenamiento o imposición sobre el tema, pues dijo que su administración pondera el diálogo. 

Sin embargo, reconoció que le gustaría que, en aras de la competencias, las propias entidades financieras promovieran una reducción en los cobros extraordinarios  y que una tendencia similar se registrara en los envíos de remesas desde Estados Unidos. 

“Creo que puede atenderse la demanda de disminución de comisiones, no con leyes, no regulando (por el gobierno), que los bancos se regulen con los bancos. con un elemento que es clave, para el buen manejo de la economía:  la competencia”. 

AMLO recordó que son más de 35 mil millones de dólares al año lo que se recibe por parte de paisanos y destacó también la necesidad de promover la inclusión financiera a gran escala, pues muchos municipios del país no cuentan con presencia de la banca. En ese sentido, se comprometió a garantizar la conectividad en regiones donde actualmente no se cuenta ni con seña telefónica, ni con internet.