La Selección Nacional de México iniciará una nueva era en su historia con el debut del argentino Gerardo Martino como su técnico, en el partido amistoso que sostendrá frente a su similar de Chile. 

Poco es el tiempo de trabajo que tendrá el “Tata” para lo que será la Copa Oro, su primer gran compromiso con el “Tri”, y en el cual la consigna es recuperar la hegemonía de la Confederación Norte Centroamericana y del Caribe de Futbol (Conacaf).

El objetivo del estratega es que desde este duelo ya se observe algo de la identidad futbolística que pretende implementar, en la cual se presume un buen trato de balón y profundidad al ataque.

Para este duelo no contará con el mediocampista Héctor Herrera, quien pidió permiso para no ser considerado, ni con el delantero Jesús Manuel Corona, quien no asistió por una supuesta lesión.

Este duelo es importante para muchos jugadores, quizá más para Raúl Jiménez, quien vive un gran momento con Wolverhampton de la Liga Premier de Inglaterra, lo cual quiere ratificar con el “Tri”, con el que ha quedado a deber, y en el que se quiere confirmar como el delantero titular en camino a Qatar 2022.