El presidente Andrés Manuel López Obrador recibió rechiflas este viernes durante la inauguración del Estadio de Beisbol de los Diablos Rojos de México. El mandatario inició su discurso tras haber tomado la palabra el empresario Alfredo Harp Helú y de fondo se escucharon los abucheos, los cuales fueron minimizados por AMLO.

“No voy a hablar mucho, porque hay algunos de la porra del equipo fifí, pero la mayoría de la gente está a favor del cambio y a favor del rey de los deportes: el béisbol.”.

AMLO prometió en su discurso promover el béisbol en todas sus categorías, al reconocerse como asiduo fan, y reiteró que “no es un deporte, sino una afición”.

“Les voy a seguir tirando puras pejemoñas, los voy a seguir controlando, con lisas con rectas, de 95 millas, y con curvas, vamos a seguir ponchando a los de la mafia del poder”, dijo el Presidente.

Esta es la primera ocasión que AMLO es abucheado en un evento oficial. Anteriormente, durante eventos y giras en el interior de la república, los gobernadores que lo acompañaban habían sido abucheados. Eso provocó que la Conago pidiera a AMLO Gobierno de México “controlar” a sus seguidores, a fin de evitar el ambiente hostil.

Fotografía propiedad de: Presidencia de México

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.