En su edición de hoy, el periódico El Norte destaca:

“Para combatir la inseguridad, el municipio de Chihuahua compró drones de poco más de un millón de pesos, mientras que el Gobierno de Nuevo León gastó 57 millones en uno señalado como hechizo.

“Pese a las diferencias en los precios, los tres equipos de la Policía Municipal de Chihuahua, por los que se gastó un total de 4 millones de pesos, cumplen la misma función que el adquirido por el Gobierno de Nuevo León, de principalmente registrar información desde el aire y transmitirla a un centro de monitoreo y operaciones.

“Aunque la Administración de Jaime Rodríguez ha afirmado que su dron no se limitará a realizar videovigilancia, sino que hará trabajo de inteligencia, hasta ahora no ha explicado públicamente por qué se encarece el equipo ni ha dado detalles de éste.

“La falta de información oficial se refleja en la reserva de cinco años que el Estado hizo sobre datos del equipo adquirido, argumentando cuestiones de seguridad.

“El dron estatal, que inicialmente fue anunciado como un proyecto diseñado por la UANL, es en realidad un prototipo de la empresa local Unmanned Systems Technology International (USTI), presidida por Mauricio Ramos Pons, ex Subsecretario estatal de Seguridad.”

// Medios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.