La Coordinadora de Pueblos y Organizaciones del Oriente del Estado de México en Defensa de la Tierra, el Agua y su Cultura denunció que el sábado 23 de marzo, violando las leyes y con la complicidad de autoridades, la empresa PINFRA, concesionaria del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, ingresó a ejidos del Lago de Texcoco, con golpeadores y gente armada.

Lo anterior sería para vigilar los trabajos de la autopista Tuxpan-México, amenazar a ejidatarios y pobladores originarios, y aseguraron que el comisariado ejidal de Nexquipayac, José Luis Ramos Téllez, y del Tribunal Agrario 23, lo ayudaron a ingresar a los ejidos ilegalmente.

“Ante la gravedad de la situación, hacemos un llamado a estar atentos y a apoyar en difusión esta nueva denuncia, exigiendo al titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes explique la demanda interpuesta para legitimar a los ejidatarios y parar dicha obra”.

El pasado 6 de marzo de 2019, la Coordinadora denunció la entrada ilegal de trabajadores, camiones y maquinaria pesada de la empresa PINFRA a los terrenos ejidales de la comunidad de Nexquipayac, municipio de Atenco, ubicados en la ribera del Lago de Texcoco al Oriente del Estado de México.

El objetivo sería continuar asfaltando el tramo Ecatepec-Pirámides-Peñón-Texcoco de la autopista Tuxpan-México, por lo que un grupo de ejidatarios les impidieron el paso pues la empresa no cuenta con la autorización y tampoco ha presentado ante la comunidad los planos del proyecto que afectará sus tierras.

Advirtieron de posibles nuevos intentos de la utilización de la fuerza pública y de golpeadores paramilitares “porque es así como se ha venido imponiendo esta mega-obra asociada al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en el Lago de Texcoco”.

Foto propiedad de: Saúl López / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.