El Modelo de Atención a Víctimas que actualmente depende de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas no repara integralmente a las personas que fueron víctimas de graves violaciones a derechos humanos, es más, revictimiza y obliga a entrar en un laberinto burocrático sin acercarlas a una reparación del daño, acusaron organizaciones de la sociedad civil.

En el marco del conversatorio “Nuevo Modelo de Atención a Víctimas”, convocado por la senadora Nestora Salgado, diferentes representantes y defensores de derechos humanos llamaron al Poder Legislativo a reglamentar la actuación de la CEAV, que desde su creación, es discrecional e insensible.

Juan Carlos Gutiérrez, director ejecutivo de I(dh)eas, refirió que a más de cinco años de creada la CEAV, y la Ley General de Víctimas, “no es posible que tengamos una ley sin reglamentación y que haya estados que aún no tiene comisiones locales”.

“Es imperativo pedirle a los congresos locales que actúen de inmediato. Guanajuato no tiene legislación, 17 estados no han hecho las reformas necesarias a la Ley General de 2017”.

Gutiérrez agregó que la Comisión Ejecutiva del Sistema Nacional de Atención a Víctimas no ha vuelto a reunión desde el 2014, “lo que demuestra que contamos con una institución que no le interesa reformar”.

En el registro Nacional de Víctimas están registradas más de 23 mil personas o colectivos, pero no sé tienen análisis de los contextos específicos, otras entidades no tienen registro propio. Los estados con mayor cantidad de víctimas registradas son Guerrero, Tamaulipas y Michoacán, y las principales violaciones a derechos humanos son ejecuciones extrajudiciales, desaparición forzada, secuestro y tortura.

Ximena Antillón, investigadora de Fundar, reclamó que a pesar de que la CEAV fue resultado del Movimiento por la Paz y colectivos de familias de personas desaparecidas, éste se convirtió en “un laberinto burocrático de administración del dolor de las víctimas”.

“También se debe cambiar la visión que se tiene de la víctima. Ser víctima es una situación y señala responsabilidad estatal, pero no es una condición y tiene que tener el horizonte de desvictimizar, acabar con los procesos que desgasta a las personas y las revictimiza”.

Por su parte, Miguel Concha Malo, director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, aseguró que el nuevo Modelo de Atención debe ser de lo más sensible, comprometido e integral posible porque actúa como “una camisa de fuerza que imposibilita atender las necesidades de quienes sufrieron un evento traumante en su vida”.

“El estado no debe ser omiso. El centro son las víctimas y la reparación no debe tener techo. Es imprescindible utilizar como herramienta el análisis de contexto que permita comprender la forma en cómo operan las violaciones, causas y consecuencias para acceder a reparación integral”.

Las organizaciones aseguraron que es vital para el Modelo, evaluar la forma en cómo opera la CEAV, que se ubiquen las fallas, se transparenten los criterios bajo los cuales se reparan, que disminuyan los trámites burocráticos, la estigmatización y sobre todo, una depuración de funcionarios.

La senadora Salgado aseguró que es importante el comienzo de esta propuesta para defender siempre a las víctimas, “hemos visto la falta de atención que se ha dado a las víctimas y tenemos toda la convicción de exigir las herramientas para conseguir justicia”.

“Necesito la aportación de ustedes, de las víctimas porque cada propuesta que yo haga en el Senado es porque ustedes lo quieren y necesitan”, la senadora se comprometió a organizar reuniones mensuales con las víctimas para generar acciones a su favor y cambiar la situación del país.

Foto propiedad de: Nancy Gómez / SDPnoticias.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.