La titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero declaró que no existen elementos suficientes para que las investigaciones por el homicidio del excandidato presidencial, Luis Donaldo Colosio sean reabiertas, como lo pidieron en días pasados familiares del asesino confeso, Mario Aburto.

La secretaria revelo que leyó la carta que le fue entregada al presidente de la República, además de que dijo, platicó con el último fiscal del caso, el hoy presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, quien la puso al tanto de las indagatorias sobre el caso.

“Yo le preguntaba hace unos días y me decía la investigación del caso prácticamente está cerrada, él hizo un estudio impresionante, se acuerdan que él fue el último encargado de la fiscalía del caso y tiene un disco que me acaba de obsequiar en donde las pruebas periciales son todas hechas por institutos de la universidad nacional”.

Además, refirió que los elementos contenidos en las pesquisas no son suficientes para considerar la posibilidad de que las investigaciones sean reabiertas, ya que “hay sentencias definitivas y hay una investigación científica de altísimo nivel de la universidad sobre todos estos hechos”.

“Si hay elementos supervenientes sí, si no hay elementos supervenientes. Esa es la única rendija que se dejó: hechos supervenientes, podría haber hechos supervenientes, pero no ha habido ningún hecho superveniente”.

Ante ello, descartó que la simple petición que los familiares de Aburto hicieron al ejecutivo federal, sea suficiente para dar reaperturas a las indagatorias.

Con información de Excélsior

Fotografía propiedad de: Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.