Senadores de diversos grupos parlamentarios se comprometieron a legislar respecto a los ataques con ácido y otras sustancias corrosivas que se ejercen principalmente contra mujeres. La diputada local por el Partido Verde Ecologista de México, Alessandra Rojo de la Vega, logró posicionar el tema en el Senado de la República después de haber presentado una iniciativa en el Congreso de la Ciudad de México para endurecer las penas.

El objetivo es triplicar las penas cuando las lesiones se realicen con ácido, cualquier otra sustancia corrosiva o se realicen mutilaciones, debido a que se trata de efectos permanentes. Las penas podrían elevarse hasta 33 años ya que actualmente topan en 15 años.

Actualmente se consideran lesiones, sin embargo, las víctimas señalan que constantemente están en cirugías que ponen en riesgo sus vidas, por lo que pidieron “parar en seco” dicha situación.

El senador Enrique Murat Hinojosa, del PVEM, agradeció la suma de senadores de diversos partidos al respecto pues dijo “podemos buscar acuerdos, los encontramos en este tipo de situaciones…”

La senadora por el partido Acción Nacional, Josefina Vázquez Mota, dijo frente a víctimas que se deberán endurecer las penas en el Código Penal, para no registrar las cifras de países como Reino Unido o India.

“Más del 80 por ciento de las víctimas como se demuestra hoy aquí, son mujeres. El 40 por ciento de las víctimas no ha cumplido siquiera los 18 años en el momento de la agresión… llevarán una vida difícil, secuelas físicas y psicológicas graves…”

El senador por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Eruviel Ávila, adelantó que se deberá regular la venta de ese tipo de sustancias mediante un padrón de vendedores como ya se hace en Colombia y Camboya después de registrar ese tupo de ataques con mucha frecuencia.

“Lo que han hecho recientemente Camboya, Colombia, para crear un padrón formalmente de vendedores de ácido y diferentes componentes químicos, y también los compradores de ácido, es muy importante regularlo.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.