Hollywood sigue reaccionando con estupor ante la presentación en la cadena HBO del documental “Leaving Neverland”, donde se lanza una acusación directa por abuso a menores contra Michael Jackson.

Una de las artistas que se ha enfrentado a la polémica por lo que dijo, o al menos “intentó” decir fue Barbra Streisand, quien este fin se semana señaló que lo único que sentía era “solidaridad” hacia los hombres que en el documental acusan al fallecido superastro de la música pop de haberlos abusado sexualmente.

“Para ser completamente clara, no hay situación ni circunstancia que permita que alguien se aproveche de la inocencia de un niño”, anotó la cantante y actriz en un mensaje electrónico enviado a los medios de comunicación.

Los comentarios trascienden luego que Streisand fuera criticada en las redes sociales por decir a un diario británico que los dos hombres que dicen que Jackson los abusó de niños estaban “contentos de estar allí” y que los presuntos abusos “no los mataron”.

Durante la entrevista con Times of London, Streisand también dijo que “creía totalmente” a los acusadores, Wade Robson y James Safechuck, quienes revelaron sus quejas en el documental de “Leaving Neverland”.

Pero muchos se sorprendieron cuando tras lo anterior, ella dijo que las “necesidades sexuales (de Jackson) eran sus necesidades sexuales”.

En su mensaje, Streisand dijo: “Duele escuchar las historias de estos dos hombres, y lo único que siento por ellos es solidaridad”.

Luego criticó implícitamente a los padres de las presuntas víctimas al decir: “El papel más importante de un padre es proteger a su hijo. Está claro que los padres de estos dos jovencitos también fueron engañados y seducidos por la fama y la fantasía”.

Una alerta para todos

Quien también habló este fin de semana sobre el polémico documental fue el cineasta británico Dan Reed, director de ‘Leaving Neverland’”.

Considera que censurar la música de Michael Jackson no es la solución adecuada a los problemas de abuso sexual, y que el objetivo principal de su proyecto es tratar de crear conciencia entre la gente sobre el impacto emocional que sufren las víctimas de abuso sexual infantil.

“Creo que prohibir su música no es la solución, decirle a la gente que deje de escucharlo no es lo que ‘Leaving Neverland’ pretende. Su música es parte de la cultura y es muy interesante ver que la gente lo venera y considera como alguien maravilloso y yo no quiero que dejen de verlo así, yo sólo deseo que tomen esta película con seriedad”.

Agregó que “me gustaría que la gente vea mi documental y empiece a pensar en la complejidad natural que tiene el abuso sexual infantil, porque los niños pueden guardar el secreto por mucho tiempo y a veces el secreto se sabe hasta que son adultos o simplemente nunca se sabe”.

Sin temor a la demanda

“Leaving Neverland” ha enfrentado varios ataques, pero pocos tan virulentos como los que ha vertido la familia de Michael Jackson, reconoce Dan Reed.

Y es que al hablar sobre a la demanda interpuesta por la familia Jackson, que la cadena televisiva HBO enfrenta por haber difundido el documental, Dan Reed dijo que “fue un intento muy desesperado para tratar de obtener algo de dinero por parte de la cadena”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.