Tras el altercado en el que se vio involucrado hace unos días Luis Miguel luego de ser captado golpeando a su ingeniero de sonido durante un concierto en Panamá, ahora, fuentes cercanas al cantante han revelado que deberá someterse a una terapia auditiva.

En entrevista con el portal de noticias Infobae, allegados a ‘El Sol’ aseguran que el ingeniero de sonido de manera intencional habría subido el volumen del sistema de monitores al máximo situación que provocaría el enojo de LuisMi al grado de lanzarle el micrófono y comenzar una pelea.

Todo sucedió durante su presentación en el Centro de Convenciones Amador de Panamá cuando sonaba el tema ‘Decídete’. No obstante, esta misma semana trascendió que el ingeniero de sonido estadounidense, Norbert Cansado ya estaba en proceso de una demanda hacia el cantante con quien trabaja desde hace un año.

Aunque esto es algo que muy pocas personas recuerdan, Luis Miguel padece de tinitus o acúfenos, una enfermedad incurable que entre sus principales síntomas se encuentra el zumbido de oídos y que a la larga podría derivar en sordera.

“Es una situación complicada, pero tienen que pensar que yo empecé a los 9 años con esta carrera, con la música, los conciertos, los decibeles…Entonces son más de 30 años expuesto a sonidos muy fuertes. Tuve que pasar por un tratamiento y afortunadamente ya estoy mejor”, confesó el cantante en una entrevista para el diario El Clarín.

Sin embargo, todo parece indicar que la afección que aqueja Luis Miguel es más grave o por lo menos eso es lo que asegura la periodista Claudia de Icaza, ya que según ella a la carrera de LuisMi le queda poco tiempo por la seriedad del asunto, debido al intenso zumbido que siente cada vez que está sobre el escenario.

“Queda poco tiempo de carrera, porque tiene un problema muy severo en el oído, se está volviendo loco sobre el escenario porque tiene un zumbido de por vida. Tiene una voz extraordinaria, pero ha comenzado a tener mala afinación… Él se ocupó siempre de esos detalles porque ha sido muy perfeccionista, pero hoy ya está perdido en el escenario por la cuestión de su oído’, señaló.

Ahora, además de ser demandado, proyectar una mala imagen hacia su público que lo abucheó en cuanto se dio cuenta de lo que estaba pasando en el escenario el día de la riña con Norbert, también deberá lidiar con este importante problema de salud.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.