Uno de los autores materiales de la ejecución del agente ministerial Raúl Reyes Sánchez, será procesado penalmente por seis delitos, entre ellos homicidio calificado e intento de homicidio. Las autoridades estatales esperan poder detener al resto de la célula criminal, que participó en el atentado efectuado en el municipio de Juárez, Nuevo León.

La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó este martes que el presunto homicida ya fue presentado ante un Juez de Control de Monterrey, previo a la audiencia de vinculación. El juzgado consideró que la detención del pistolero estaba bien sustentada y ordenó que permanezca en las celdas de la AEI en Gonzalitos.

El ahora detenido fue identificado como Leonardo R., de 39 años, quien tiene su domicilio en el municipio de Cadereyta. El Ministerio Público lo acusó de homicidio calificado por la muerte de Raúl Reyes Sánchez, y por intento de homicidio en perjuicio de otro agente ministerial, no identificado por cuestiones de seguridad y que acompañaba al efectivo caído.

También se le atribuyeron los delitos de agrupación delictuosa, delitos contra la salud, daño en propiedad ajena, delitos cometidos contra instituciones oficiales y servidores públicos y portación de armas de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas. Aunque de este último delito se le dará parte a la Fiscalía General de la República, por ser un delito de índole federal.

El ataque contra los agentes se registró el pasado jueves en la Carretera libre a Reynosa, en la Colonia Hacienda Santa Lucía primer sector. El oficial Reyes y un compañero circulaban por la carretera en una pick up, sin logos de la corporación, cuando fueron atacados con armas largas por los ocupantes de la Grand Cherokee.

El oficial caído recibió al menos cuatro balazos, uno de ellos en el cráneo, y fue llevado al Hospital San José, donde se reportó su muerte. El otro agente pidió apoyo de compañeros de la Ministerial, así como de Fuerza Civil y Policía Federal.

Según imágenes captadas por una cámara de seguridad, los sicarios abandonaron la camioneta en la Colonia Las Margaritas, a unos 100 metros del lugar de la agresión. Ahí llegó un auto Sable en el que subieron los delincuentes y huyeron.

En un recorrido, la Policía ubicó el auto en el kilómetro 60 del Anillo Periférico, donde presuntamente detuvieron al sospechoso. Al ampliar las investigaciones, los agentes dieron con uno de los implicados, quien se ocultó en una vivienda abandonada.

Fue este martes cuando el pistolero fue presentado ante el Juez de Control, donde por instrucciones de sus abogados, se acogió a los beneficios del artículo 20 constitucional. El abogado que lo representa pidió un plazo de 48 horas para analizar las pruebas aportadas por el Ministerio Público y ofrecer las suyas a favor del detenido. El juez fijó audiencia para este jueves a las 17:30 hora, cuando resolverá si lo vincula o no a proceso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.