Una vez aprobado en comisiones el dictamen de la reforma educativa, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) endureció su postura y bloqueó todos los accesos del Palacio Legislativo de San Lázaro.

Los maestros impidieron la salida de los trabajadores de la Cámara de Diputados que se encontraban en el recinto legislativo, lo que derivó en empujones y jaloneos, después de que las Comisiones Unidas de Educación y Puntos Constitucionales aprobaron el dictamen esta mañana.

Los manifestantes cerraron la puerta ocho, por donde era desalojado el personal, y dijeron que no van a dejar entrar ni salir a nadie, por lo que quedaron encerrados cerca de 400 personas entre diputados, periodistas y empleados.

La confrontación se dio a una hora de que fue aprobado en comisiones el dictamen de reforma educativa. Los maestros protagonizaron los actos de manifestación con gritos de “¡Abrogación, sí, simulación no!”. Eloy López, dirigente de la sección 22 de Oaxaca dijo que se trata de una “simulación”, ya que desde su perspectiva los legisladores no tomaron en cuenta las propuestas del magisterio.

Por su parte, Enrique Enríquez, dirigente de la sección 9 de la Ciudad de México indicó que el documento aprobado, en lo sustancial no modifica los temas relacionados con la admisión, promoción y mantenimiento de las plazas y no considera a los trabajadores de la educación como empleados del Estado.

Informaron que mantendrán su lucha en las calles, pero insistirán en que sus propuestas sean tomadas en cuenta. El próximo sábado se realizará una asamblea nacional representativa en donde se definirán las siguientes acciones y protestas de la Coordinadora.

Con información de Notimex y La Jornada

Foto propiedad de: Mario Jasso / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.