Es oficial: Ernesto Cordero Arroyo ya no pertenecerá más a las filas del Partido Acción Nacional. A lo ha confirmado el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación al escuchar al blanquiazul que se quejó porque considera que el hoy exmilitante le ha sido desleal.

Pero, ¿por qué desleal?

El PAN no perdona que Cordero Arroyo haya denunciado ante la Procuraduría General de la República por lavado de dinero y tráfico de influencias al candidato presidencial Ricardo Anaya.

Luego, se unió a los que extendieron su mano al abanderado del Partido Revolucionario Institucional, José Antonio Meade.

Se quejaron ante el TEPJF

El Comité Ejecutivo Nacional del PAN consideró, en junio de 2018, que tenía razones para iniciar el proceso de expulsión del entonces senador.

Y, con voto dividido, el TEPJF consideró que Cordero no sólo apoyó de forma sistemática a un candidato distinto al de su partido, sino que también acusó de corrupta a la dirigencia de PAN y publicitó la denuncia que interpuso en contra de su propio candidato.

Así, los magistrados rechazaron por mayoría el proyecto del magistrado Indalfer Infante, quien argumentó que las expresiones de Cordero estaban amparadas por la libertad de expresión.

No se trata de simples manifestaciones de apoyo hacia un candidato diverso postulado por el PAN, sino es un conjunto de conductas sistemáticas que ponen de relieve la intención del actor que tenía sobre causar un daño, dijo por su parte el magistrado Felipe Fuentes Barrera.

Y así, por deslealtad, Cordero ya no pertenece más al PAN, pese a que él argumentó que sus acciones no podían convertirse en “una mordaza ante el disenso y la crítica a otros militantes y candidatos”.

Foto propiedad de: Galo Cañas/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.