Por violación a los derechos de dos personas detenidas por la Policía Federal en Acapulco, Guerrero, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos dirigió la Recomendación 07/2019 a Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana y Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República.

El organismo detalló que los hechos consistieron en la detención de dos personas por parte de cinco policías federales que se identificaron como “Interpol”, los subieron a una camioneta donde fueron golpeados, amenazados, trasladados a un inmueble para interrogados y torturarlos.

Después de investigar el caso, la CNDH constató que los policías no se apegaron a los principios de seguridad jurídica y legalidad en la detención al carecer de una orden de aprehensión y no encontrarse acreditada la flagrancia o caso urgente.

Además, omitieron poner a las víctimas de manera inmediata a disposición de la autoridad ministerial para definir su situación jurídica pues hasta 21 horas después de su detención una de las personas fue presentada ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada en la Ciudad de México, y la otra persona estuvo retenida más de 26 horas y fue liberada.

La comisión acreditó que los policías vulneraron el derecho a la integridad personal de una de las víctimas, al haber infligido actos de tortura en su agravio con el fin de intimidarlo y castigarlo para extorsionarlo a cambio de su libertad y la de su novia.

La CNDH recomendó a las autoridades federales reparar el daño a las personas agraviadas, en términos de la Ley General de Víctimas. A la FGR recomendó que se practiquen las diligencias legal y materialmente necesarias para que se determine la indagatoria iniciada por el delito de tortura conforme a derecho y sancionar a los responsables.

Foto propiedad de: Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.