Pese a que hay un aumento en la compra de productos y servicios que se realizan en línea, los mexicanos siguen usando el dinero en efectivo para realizar sus pagos, dejando a un lado las transacciones bancarias. 

Y es que, de acuerdo con diversos estudios del sector, de 2010 a 2017 las transacciones en efectivo crecieron a una tasa media anual del 5.0 por ciento, mientras que la bancarización creció a una tasa menor al 2.0 por ciento.

Ello, afirmó el director ejecutivo de Conekta, Héctor Cárdenas, se debe a que las personas no quieren lidiar con un banco, además de que persiste la desconfianza por los niveles de fraude electrónico que hay en México.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.