El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que en su gobierno no habrá chivos expiatorios y que, si exfuncionarios tienen denuncias en su contra como Rosario Robles, que se investiguen.

El ejecutivo dijo en su conferencia de prensa matutina que tanto “los de arriba” como “los de abajo” serán investigados por el delito de corrupción y que tendrá que ser la Fiscalía General de la República la responsable de las investigaciones.

“Cuando se reforme el artículo 35 (de la Constitución) y si así se decide, si es necesario, si es conveniente, si así lo creen ciudadanos, que se haga una consulta. Pero que vayamos arriba, siempre, nada de chivos expiatorios. Todas las denuncias deben ir dirigidas a los de arriba y a los de abajo, no sólo los de abajo.”

López Obrador dijo que si se aprueba la reforma para avalar las consultas ciudadanas y los ciudadanos así lo deciden, se empezaría investigar para enjuiciar a Carlos Salinas, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto y sus gabinetes.

Esto incluye a los exsecretarios como Rosario Robles de Desarrollo (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano que durante sus gestiones se tiene registro de varios desvíos millonarios.

“Un día de estos vamos presentarles las denuncias que están en Fiscalía General de la República, para pedir a la Fiscalía un informe del estado en que se encuentran las denuncias”, dijo Obrador.

Foto propiedad de: Arturo Pérez / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.