Tras las denuncias de acoso sexual hechas por estudiantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León a través de la red social @MeTooUANL, la Máxima Casa de Estudios emitió un comunicado donde se manifiesta al respecto de la situación.

En la UANL, señalan estar conscientes de que a lo largo de 85 años de actividades han obtenido la confianza de la sociedad que se refleja en el crecimiento constante de su matrícula, que actualmente sobrepasa los 200, 000 estudiantes; en el reconocimiento académico de sus profesoras, profesores e investigadores; y en la alta aceptación de sus egresados y egresadas en la iniciativa privada, el sector público y la academia nacional e internacional.

“Los estudiantes son nuestra razón de ser, por ello esta Máxima Casa de Estudios ofrece una educación integral de calidad con principios y valores como la equidad, la igualdad, la inclusión, la pluralidad y el respeto a los derechos humanos, con perspectiva de género, practicados y promovidos por todo nuestro personal docente y administrativo”, señala el comunicado respecto a las acusaciones anónimas.

En el comunicado, la UANL asegura que en sus campus e instalaciones se promueve un ambiente de cordialidad, ética y respeto, con la ayuda de profesoras, profesores y personal capacitado y especializado, lo anterior con la finalidad que los estudiantes tengan las mejores condiciones de estudio y convivencia en actividades culturales, deportivas y de responsabilidad social, con el objetivo de que desarrollen plenamente todo su potencial académico e intelectual.

“Ante cualquier acto que afecte, o pueda afectar, la integridad física o emocional de nuestros estudiantes, la prioridad de la Universidad es atender, apoyar y proteger de manera oportuna a quien se manifieste afectada (o), a fin de proporcionarle, de manera inmediata y confidencial, la mejor atención médica, psicológica y legal requerida”.

Respecto a los docentes, administrativos o estudiantes comentados de manera anónima en la cuenta señalada, la UANL ya se encuentra investigando su posible participación en las conductas señaladas con acoso u hostigamiento sexual y recabando toda la información necesaria para emitir el dictamen correspondiente, no obstante que hasta el momento no se ha realizado ninguna denuncia formal o informal.

De la investigación que se realice en cada caso, la Universidad procederá de acuerdo al Capítulo V del Protocolo, a aplicar la sanción que haya lugar, que puede ir desde una amonestación verbal y suspensión académica, hasta la expulsión definitiva de la Universidad o la rescisión de la relación laboral.

Por último, reiteraron en el comunicado que, para la atención de denuncias y quejas, se han reforzado y actualizado las instancias que han operado desde hace muchos años en la Universidad, como las autoridades de cada escuela, las asociaciones estudiantiles y la Comisión de Honor y Justicia del Consejo Universitario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.