El Instituto Nacional de las Mujeres, que encabeza Nadine Gasman, hizo un llamado a que se respete la presunción de inocencia de los señalados en el marco del movimiento #MeToo, así como el debido proceso.

#MeToo es un movimiento que surgió en las redes sociales con el propósito de denunciar casos de acoso y abuso sexual a mujeres.

Frente a las denuncias, llamó que se actúe “de manera diligente, imparcial, con perspectiva de género y respeto a los derechos humanos, evitando procesos de revictimización, para que cada día más mujeres violentadas tengan confianza en la denuncia oficial”.

El llamado a las víctimas es que denuncien ante las autoridades competentes, “para que estos hechos sean investigados, sancionados, se repare el daño causado y no se vuelvan a repetir, evitando con ello la impunidad”.

Prevención, Atención y Sanción del Hostigamiento y Acoso Sexual

Al respecto, Inmujeres sostuvo que ha puesto a disposición de las distintas instancias públicas y privadas, el Protocolo para la Prevención, Atención y Sanción del Hostigamiento y Acoso Sexual.

“(Es) referente para que se adapte conforme a la normativa aplicable, y exista un mecanismo al interior de las mismas donde las mujeres agraviadas puedan contar con una herramienta administrativa y/o legal para poner fin a estas prácticas”.

Asimismo, reiteró el compromiso para promover políticas de “cero tolerancia” a cualquier tipo de violencia contra las mujeres y las niñas, y a fomentar la prevención, para erradicar abusos, conductas machistas o misóginas.

Foto propiedad de: Graciela López/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.