Britney Spears ingresó en una clínica de salud mental ante la grave crisis de salud que vive su padre Jaime Spears. Así lo reporta este miércoles el portal TMZ luego de que la cantante anunciara en enero pasado su retiro “indefinido” de los escenarios para cuidar de su progenitor.

Fuentes revelaron a dicha publicación que Britney está rota por la enfermedad de su padre quien sufrió ruptura del colon y problemas intestinales a finales de año y que fue sometido a una cirugía recientemente. Debido a ello la cantante decidió posponer su exitosa residencia en Las Vegas, la cual había llevado en gira por el país.

Este miércoles, la intérprete colgó un mensaje en Instagram que decía “Enamórate de el cuidar de tí mismo, de tu mente, cuerpo, espíritu”. En el texto el post rezaba: “Todos necesitamos un poco de tiempo personal”.

Aunque la versión de TMZ no ha sido confirmada por People, una fuente habló sobre lo que está pasando en el seno de la familia de la rubia. “Britney simplemente necesitaba enfocarse en sí misma”.

“El que su padre haya enfermado la ha afectado mucho”, continuó dicha persona. “Él casi se muere y de hecho tuvo otra cirugía hace unas semanas. No está bien. Ellos son muy cercanos y esto la ha afectado. No le está pasando nada dramático a ella, simplemente se dio cuenta de que tiene que asegurarse de que se está dando tiempo para cuidarse a sí misma”.

Spears, de 37 años, se alistaba para el estreno de su show Domination tras la culminación de la gira nacional de Britney: Piece of Me durante el verano pasado cuando de pronto su padre sufrió ruptura espontánea de colon.

“No sé ni por donde comenzar con esto porque es tan duro decirlo”, explicó en enero Spears para revelar lo que estaba sucediendo por medio de un tuit que iba acompañado de una foto suya al lado de sus padres. “No presentaré mi show Domination. He estado esperando ansiosa por este show y por verlos este año, así que esto me parte el corazón”, acotó.

“Es siempre importante el poner a la familia primero…y esa es la decisión que he tomado”, continuó la madre de dos niños. “Hace un par de meses mi padre fue hospitalizado y casi se muere. Estamos sumamente agradecidos de que salió vivo de esa, pero ha sido un camino largo para él”.

Spears ha destacado en la competitiva escena artística de Las Vegas con su exitoso show que ha superado los $100 millones en taquilla desde su debut en enero de 2017 y que ha sido presenciado por más de 700,000 admiradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.