César Duarte ganó un amparo contra una orden de aprehensión por el desvío de 2 millones 420 mil pesos del erario chihuahuense.  La jueza María Guadalupe Hernández Lozano resolvió el amparo a favor del exgobernador al encontrar que no cumplió el Ministerio Público al omitir exponer fundamentos para resguardar identidad de testigos citados contra el exgobernador.

De acuerdo con lo que se informó en diciembre de 2018, el Segundo Tribunal Colegiado de Toluca dejó insubsistente un orden de aprehensión en contra de Duarte Jáquez por un presunto pago de 2 millones 420 mil pesos al diputado local Fernando Reyes, para que este aprobara la bursatilización de bonos carreteros.

Los testigos protegidos citados por el Ministerio Público en dicho caso son los de las claves R78D7-SADS35X/2017, N5251-6FDX37M/2017, G85D4-9LAY64B/2017, T53W2-5HQY98L/2017 Y F82S3-8NHY98L/2017.

Trascendió que el Tribunal ordenó a un juez de control local de Chihuahua valorar otra vez si se debía o no autorizar el mandato de captura, ya que consideró que esta orden de aprehensión fue un fallo que cuestiona el uso de testigos de identidad reservado por parte de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua.

Ante ello este 4 de abril la jueza local en Chihuahua determinó que el Ministerio Público local no acreditó las pruebas para poder justificar la reserva de identidades de testigos.

Fue por esa razón que se retiró la orden de aprehensión en contra César Duarte por el delito de peculado agravado, por hechos ocurridos entre enero y el agosto del 2016 en agravio del Gobierno del Estado de Chihuahua.

Foto propiedad de: Adolfo Valtierra / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.