Hay un “crecimiento muy grande” en el flujo migratorio en el país… En solamente 4 meses, cruzaron por México 30 mil 105 centroamericanos en seis caravanas.

De acuerdo con el comisionado del Instituto Nacional de Migración, Tonatiuh Guillén, ahora hay un cambio en la composición: Predominan las familias enteras, mujeres y niños procedentes de Centroamérica, además del paso atípico de mayor número de asiáticos y africanos.

Ellos buscan llegar a Estados Unidos y solicitar asilo, huyendo de sus comunidades principalmente por la inseguridad y la pobreza que padecen.

Según un informe de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), hasta febrero, 268 mil 44 personas fueron detenidas en la frontera, contra 187 mil 97 en el mismo periodo de 2018.

Y el número de menores no acompañados y los que viajan en familia incrementó hasta 300 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior.

En caravana para evitar polleros

Los migrantes han salido en caravanas, porque además de que se sienten más seguros, así pueden evitar pagar hasta más de 10 mil dólares a un traficante de personas (conocidos como ‘polleros’) que los dirija hasta la frontera.

De acuerdo con la organización para los derechos humanos en las Américas, WOLA, sin pagar a un contrabandista, en su paso por México los migrantes se arriesgan a sufrir asaltos, robos, secuestros, violaciones e incluso asesinatos.

En este sentido, señala que un 99 por ciento de los crímenes contra inmigrantes denunciados en México terminan no investigándose.

¿Y las caravanas?

Muchos de los migrantes que pasan en caravanas por México se han quedado porque el país tiene una normativa amplia para definir aquellos que pueden solicitar asilo.

Otros han llegado a Estados Unidos y se les perdió el rastro.

Foto propiedad de: Isabel Mateos/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.