Por José Luis Camacho Acevedo

En su búsqueda por acceder a la candidatura de Morena, el senador con licencia Alejandro Armenta no ha dejado de cometer graves errores, primero cuando supuestamente “reconoció” el triunfo de Luis Miguel Barbosa y aseguró que sólo presentaría una queja interna porque la contienda no fue justa.

Y es verdad, la líder nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky se empeñó desde un principio en repetir a Barbosa como candidato, apenas habían transcurrido unos días de la muerte de la gobernadora Martha Erika Alonso y la morenista ya estaba anunciando el candidato, sin antes debatir cuál sería el proceso para su designación.

Durante esas semanas, Alejandro Armenta aprovechó para crear alianzas y se aseguró de que el líder de la bancada en el Senado, Ricardo Monreal lo apoyará en su proyecto, y así fue, durante varias semanas el zacatecano emprendió una confrontación con Polevnsky, pues ella no estaba dispuesta a ceder y apoyó con todo a Barbosa, hasta el final.

Entonces si es verdad que hubo una cargada interna para apoyar a Barbosa, respaldada de forma inequitativa por la dirigencia, pues, aunque se llevó a cabo una encuesta para la designación de candidato, esta jamás fue difundida, mucho menos la metodología y los parámetros de medición.

Obviamente Armenta no estuvo de acuerdo y anunció la queja interna, pero fue ahí donde cometió el primer error, pues aseguró que no abonaría a la confrontación interna en su partido y dejaría el asunto hasta ahí, pero como sabemos eso no ha sucedido.

Al no encontrar eco en su partido, Armenta pidió a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revocar el registro de Miguel Barbosa como candidato de Morena al gobierno de Puebla pues, acusó, la postulación fue producto de una valoración “ilegal” de la dirigencia del partido.

En el recurso, Armenta quien buscó la postulación al cargo, reclamó también que el Instituto Nacional Electoral (INE) haya autorizado el registro de la candidatura de Barbosa “sin revisar, con elemental cuidado, que el candidato no fue producto de la encuesta sino de una revaloración sin competencia de la presidenta en funciones Yeidckol Polevnsky.

Antes Armenta cometió, quizás el error más tonto desde que comenzó esta batalla, confiar en personas no fiables, pues fue exhibido luego de que se dieran a conocer audios de conversaciones privadas en los que descalifica al actual candidato del partido, Miguel Barbosa.

Hace unos días se dio a conocer que el senador Armenta se reunió con Edgar Moranchel, enemigo político de Miguel Barbosa Huerta y Fernando Manzanilla Prieto, también los acompañó Violeta Lagunes Viveros en la que supuestamente estos abordaron temas relacionados a la emisión de la Alerta de Género en Puebla.

Ahora se sabe que supuestamente estaban gestando una guerra sucia contra Barbosa, basada en su salud: “Ya está incapacitado, ya no ve”, se le escucha decir a Armenta. Es de conocimiento público que Barbosa padece diabetes.

Armenta dice además que emprenderán una estrategia mediática y jurídica para “poner contra las cuerdas” a Fernando Manzanilla, a quien ve como potencial gobernador sustituto en caso de faltar Barbosa.

El objetivo de Manzanilla según Armenta es “estar con Barbosa como secretario de Gobernación, Barbosa se muere y él sigue, o la otra, él va a estar pendiente de que no se muera, pero Barbosa ya está incapacitado, ya no ve, él es el que va a estar gobernando”.

Por lo pronto, la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena dio a conocer que abrió un proceso sancionador contra el expriista, lo anterior tras declarar la improcedencia de la impugnación presentada por el senador, en contra de la designación de Barbosa como candidato, pero ahora que se dieron a conocer estos audios seguramente las cosas se le complicarán.

¿A todo esto qué pensará Ricardo Monreal?

@jlca007

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.