En México se han perforado al menos 924 pozos mediante fractura hidráulica en los últimos 12 años, a pesar de los riesgos al medio ambiente que representa esta técnica, principalmente al agua, ya que los líquidos residuales contienen alrededor 750 diferentes tipos de productos químicos, entre ellos algunos de gran toxicidad como el metanol, benceno, tolueno y etilbenceno.

De acuerdo con la asociación Cartocritica, en los últimos dos sexenios, Petróleos Mexicanos (Pemex) ha utilizado el fracking para la perforación de 47 pozos en Coahuila, 182 en Nuevo León, 233 en Puebla, 13 en Tabasco, 100 en Tamaulipas y 349 en Veracruz, para lo que ha contratado empresas como Halliburton, Schlumberger o Baker Hughes.

Claudia Campero, miembro de la Alianza Mexicana Contra el Fracking, señaló que los riesgos de la fractura hidráulica son múltiples, pero los más frecuentes van relacionados al agua, ya que esta práctica requiere grandes volúmenes del líquido, de entre nueve y 29 millones de litros por pozo, lo cual puede estar en competencia con otros usos localmente, como el agrícola o consumo de las poblaciones.

http://elporvenir.mx/?content=noticia&id=142247

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.