El presidente Andrés Manuel López Obrador suscribió este martes con la Organización de las Naciones Unidas un acuerdo “histórico” para respetar los derechos humanos por la operación de la Guardia Nacional.

En presencia de la Alta Comisionada de la ONU, Michelle Bachelet, y los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard y de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, el mandatario se comprometió a garantizar la seguridad en el país.

López Obrador dijo que hace 20 años se creó la Policía Federal para este propósito, sin embargo, a pesar de que llegó a tener 40 mil elementos sólo había 10 mil efectivos y no contaban con la infraestructura necesaria.

Por esta razón, recordó, en el sexenio de Felipe Calderón se envió a las Fuerzas Armadas a las calles para enfrentar al narcotráfico.

“Como tenía el gobierno que enfrentar el problema de la inseguridad, se usaba al Ejército y a la Marina, extralegal, para llevar a cabo operativos orientados al combate al narcotráfico. La población no tenía protección porque no había elementos para garantizar la seguridad pública.”

El mandatario aseguró que con las reformas constitucionales la Guardia Nacional operará legalmente y con dos instituciones fundamentales que actúan con profesionalismo, “el Ejército de México es muy especial”.

ONU no puede estar ausente en este proceso: Bachelet

La Alta Comisionada indicó que la ONU tiene la responsabilidad de vigilar que la Guardia Nacional opere con respeto a los derechos humanos y en un país donde hay más de 40 mil desaparecidos y se registran nueve feminicidios diarios, de acuerdo con registros oficiales.

“El acuerdo firmado hoy es amplio, va más allá de la capacitación e incorpora elementos que reforzarán el carácter civil que debe tener un cuerpo de seguridad, entre ellos mecanismos de participación ciudadana, construcción de indicadores, mayor transparencia, rendición de cuentas y dignificación y profesionalización de la función policial.”

En conferencia, Bachelet reconoció que durante el análisis de la reforma para la Guardia hubo apertura hacia organizaciones civiles, académicos y víctimas.

“Mi oficina seguirá continuará apoyando estos procesos legislativos (leyes secundarias) y su posterior implementación”, aseguró la funcionaria, y añadió que la Guardia Nacional es una oportunidad para proveer seguridad a los mexicanos y salvaguardar los derechos humanos.

Foto propiedad de: @SRE_mx

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.