El gobierno de Nueva York declaró obligatoria una triple vacuna ante una epidemia que afecta principalmente a una comunidad judía, afín al peligroso movimiento antivacunas.

A partir de este martes el gobierno municipal podrá exigir la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola (MMR, por sus siglas en inglés) a la población de Williamsburg en Brooklyn, considerado un barrio de moda en el que viven muchos judíos ortodoxos.

Autorizados por el alcalde Bill de Blasio, inspectores sanitarios verificarán los carnets de vacunación de todas las personas que hayan estado en contacto con los infectados.

“Esta es una acción inusual”, pero “era hora de adoptar una estrategia más dura. Esto puede revertirse si las personas se vacunan”.

Aquellos sin la vacuna serán acreedores de una multa por 20 mil pesos (mil dólares) o una pena de hasta 15 días en recluidos en una prisión.

Excluyen a estudiantes sin vacunas

La emergencia sanitaria fue declarada luego de que el gobierno municipal ordenara a todas las yeshivas -escuelas talmúdicas a las que asisten niños judíos ortodoxos-, y guarderías no permitir el ingreso de menores de edad no vacunados. De permitirles el ingreso, las escuelas podrían enfrentarse a un eventual cierre.

Falsa ciencia

Oxiris Barbot, comisionada de Salud en Nueva York, señaló que la epidemia se encuentra perfectamente localizada y esta ha sido propagada por un grupo antivacunas quienes “han estado dispersando información errónea y peligrosa basada en falsa ciencia”.

En tanto, la vicealcaldesa Herminia Palacio señaló que recibió información de la realización en Nueva York de “fiestas de sarampión”, en las que padres expusieron a sus hijos al contagio, y advirtió que “Hay personas urgiendo a otras personas a no vacunarse”

Muchas vacunas son, en teoría, obligatorias en Estados Unidos, pero en 47 de los 50 estados de la unión hay excepciones por motivos religiosos. En el año 2000 se declaró la erradicación, pero en lo que va de 2019 se han registrado 465 casos en 19 entidades de Estados Unidos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.