A manera de generar un fondo para reducir los niveles de contaminación en el medio ambiente, Nuevo León planteó el cobro de un impuesto a pedreras que no pagan por la extracción de caliza.

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón adelantó que el Estado alista una iniciativa de ley donde se establezca un gravamen especial por este concepto.

El mandatario estatal se manifestó en contra de afectar el bolsillo del ciudadano común con el posible regreso del impuesto tenencia, propuesto por la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública, y sugirió analizar opciones como esta.

“Nosotros vamos a presentar una iniciativa en la que cobraremos impuesto a todas las pedreras que no pagan la extracción, y destruyen todas las montañas que tenemos. Que de ese impuesto se vaya haciendo un fondo para la regeneración, pavimentación o para reducir los niveles de contaminación, esa es un área de oportunidad”.

Este, resaltó, sería similar al que se aplica actualmente en todas las mineras del país. Carlos Garza Ibarra, titular de la Secretaría de Finanzas y Tesorería General del Estado, se encuentra armando el documento, el cual será presentado a la brevedad ante el Congreso Local.

“Sería como en todas las mineras del país, podría ser así, estamos valorando eso. Está trabajando Carlos Garza en la implementación para presentarlo a Congreso”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.