La persona que sustrajo el reloj Rolex, propiedad del joven asesinado el pasado mes de febrero en la Plaza Tanarah, en San Pedro, podría alcanzar una pena de hasta 21 años de prisión, reveló Luis Orozco Suárez, vicefiscal de Ministerios Públicos.

El funcionario estatal dijo este martes que al momento se investiga a tres personas por su desaparición y ocultamiento, dos paramédicos de la Cruz Roja y uno más de Protección Civil de este municipio.

De actualizarse el delito, dijo, sería por robo calificado, el cual establece una penalidad de 15 años, al cual se sumaría el agravante por cometerse en perjuicio de víctimas de catástrofes o personas heridas, que marca 6 años más.

“Estamos construyendo la mecánica del hecho, para saber quién fue la persona que tomó el reloj, y estaría en contubernio con estas otras dos personas, y que estamos investigando con la desaparición, apoderamiento indebido y ocultamiento del reloj”.

“Pensamos que alguno de los delitos que se pudiera actualizarse es el robo calificado por la penalidad, y que se persigue de oficio; por el robo, atendiendo al valor del objeto, es una pena de 15 años, y agravado por cometerse en perjuicio de víctimas de catástrofes o personas heridas, son hasta 6 años de prisión”.

Mencionó que una vez que se recuperó el artículo, el cual se encontraba en posesión de personal de la Cruz Roja de Monterrey, se dio cuenta a la familia del joven David Yarte.

En tanto que se abrió una carpeta de investigación adicional contra quienes mantenían oculto el reloj valuado entre 300 y 800 mil pesos.

Es de destacar que la Fiscalía General de Justicia en el Estado detectó la desaparición de este durante la cadena de custodia, luego en fue en un intento por conservarlo que el ahora occiso recibió múltiples impactos de bala que le arrebataron la vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.