Edmundo Sánchez Aguilar, actualmente propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador como aspirante a consejero de Petróleos Mexicanos, envió una carta al Senado de la República para disculparse tras haberse negado a seguir el procedimiento como aspirante a la Comisión Reguladora de Energía.

En la carta aseguró su total respeto al Senado de la República y la investidura de cada uno de los senadores, ello además porque al salir de la sala insinuó que, en lugar de los aspirantes, ellos eran los “burros”.

“…una cualidad muy importante de un servidor público es la humildad… me permito expresarle una disculpa personal si en algún momento su servidor faltó a uno de estos principios en cuanto al Senado y en cuanto a la investidura de sus integrantes.”

En aquel momento, Sánchez Aguilar se negó a contestar las preguntas que eran parte del proceso de comparecencia, luego de haber sido rechazada una primera lista de ternas por considerar que la mayoría de los perfiles eran inexpertos en el tema energético.

Tras decir “no me gusta perder el tiempo”, tomó sus cosas y se fue. A su salida dijo que no sabía quiénes eran los “burros” si los aspirantes o los propios senadores.

Orejas de burro

Previamente la senadora panista Xóchitl Gálvez puso orejas de burro a todos, a pesar de haber sido considerados idóneos, lo que provocó la molestia de los propios aspirantes, quienes reclamaron el acto durante la segunda ronda de comparecencias.

Los morenistas en el Senado se quejaron de la forma en la que se exhibió a los aspirantes. Armando Guadiana dijo que se trataba de elegir a uno de cada de terna y que precisamente para ello era el procedimiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.