La periodista mexicana Lydia Cacho recordó que este año se cumplen 14 años de persecución por la publicación del libro Los demonios del Edén donde denunció una red de pornografía infantil.

“Sí, son 14 años de persecución, de abogadas y abogados, de pelear con el sistema corrupto. De salir corriendo del país ante amenazas, de jueces y fiscales corruptos”, escribió en su cuenta de Twitter.

Cacho reconoció que el logro judicial es suyo, de su familia, abogados, activistas y lectores.

En otro tuit explicó que esto lo escribió por el segundo policía detenido que se amparó contra su aprehensión, pero le fue rechazado porque la tortura es un delito grave.

“Quien invente o interprete otra cosa, que asuma las consecuencias”, añadió sin dar más explicaciones.

Esto porque el sábado Mario Alberto Mejía escribió en su espacio La Quinta Columna Exprés en el diario 24 Horas Puebla la columna titulada “Le Obsequian Orden de Aprehensión a Mario Marín por el caso Lydia Cacho”.

Según Mejía fuentes confiables le contaron que, al exgobernador de Puebla, Mario Marín, le reabrieron las órdenes de aprehensión por tortura psicológica contra la periodista.

Y presuntamente el abogado José Luis Nassar Daw amparó a Marín y a otras personas a quienes también les reabrieron el caso. Sin embargo, esta versión no ha sido confirmada.

Foto propiedad de: Andrea Murcia / Cuartoacuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.