El gobernador Jaime Rodríguez Calderón descartó que las fisuras registradas en columnas del Metro representen algún riesgo para la estructura y el usuario. El mandatario estatal recordó que la construcción tiene más de 26 años, y es natural que se presenten este tipo de imperfecciones.

Con la falta de humedad, dijo, se generan aperturas, que ya son resanadas por personal de Metrorrey.

“Son fisuras por el tiempo, tiene 26 años esas columnas, y se les está dando mantenimiento, no tiene ningún riesgo. La propia estructura por falta de humedad y cosas de esas se abre un poquito, se resana y no pasa nada, no hay ningún riesgo”.

Rodríguez Calderón comparó la situación al escenario que se vive cuando una casa no recibe el mantenimiento adecuado por varios años. En este caso, reiteró, se realizarán los trabajos correspondientes para su resanamiento.

Tres semanas atrás, legisladores de la bancada del PAN en el Congreso Local recorrieron las instalaciones y solicitaron al gobierno del Estado realizar un peritaje de la Línea 2. Consideraron que la estructura de concreto no se encuentra en buenas condiciones, por exhibir varias grietas.

Carlos de la Fuente, coordinador de la fracción parlamentaria, urgió a garantizar la integridad física de los millones de usuarios de este sistema de transporte.

“Queremos que la ciudadanía esté tranquila a la hora de trasladarse en la línea 1 y 2, porque ambas ya tienen duda de sufrir riesgo, y si no sale Metrorrey a dar la cara, a dejar tranquilos a la comunidad, pues la comunidad irá con la incertidumbre de sufrir algún accidente”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.