Más de mil elementos de seguridad pública blindarán la final Tigres-Rayados, a diputarse el próximo 1 de mayo en el Estado Universitario, y cuyo festejo fue cancelado.

En rueda de prensa, acompañado por directivos de ambos clubs deportivos, Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, exhortó a vivir la fiesta del futbol en familia y evitar que la rivalidad vaya más allá de la cancha.

Independientemente del ganador, los festejos en la Macroplaza quedan totalmente descartados, ya que la Explanada de los Héroes se encuentra ocupada por la réplica de la Capilla Sixtina.

“Entender que solamente es una competencia deportiva y que disfrutemos el juego del fútbol”.

Adicional a efectivos de Fuerza Civil y las policías de Monterrey, San Nicolás y Guadalupe, en ambos partidos se contará con la presencia de 2 mil 600 elementos de seguridad privada. Se implementarán las ocho medidas instituidas desde el pasado 2 de octubre, con resultados positivos en marzo, resaltó Tonatiuh Mejía, del equipo albiazul.

“Fueron ratificados los acuerdos del pasado mes de octubre, que en marzo se aplicaron con resultados positivos. Que el aficionado vaya y disfrute de los partidos, respetemos el rival y respetemos el resultado, sea cual sea”.

Opinión compartida por el felino Alberto Palomino, quien llamó a evitar episodios de violencia.

“Queremos que esta final sea tranquila, sea pacifica, y la disfrutemos en familia, independientemente de quien gane”.

Entre los acuerdos están la prohibición de caravanas, evitar mantas y mensajes que propicien violencia, no acceso a personas sin boleto, así como lanzar una campaña de respeto entre la afición.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.