Documentos judiciales publicados recientemente demuestran que R. Kelly tiene únicamente 625 dólares a su nombre, informó NME.

El intérprete se encuentra actualmente en libertad bajo fianza, pues en febrero pasado fue acusado de diez cargos de abuso sexual agravado, por lo que tuvo que pagar una cuota de 100 mil dólares.

El cantante adeudaba también más de 160 mil dólares de manutención de sus hijos, cantidad que fuentes cercanas mencionaron que pagó con el apoyo de un amigo, además de que debía más de 200 mil dólares de renta de un estudio de grabación ubicado en Chicago.

El propietario del inmueble recibió 173 mil dólares, por lo que la entidad crediticia de Kelly, Midwest Comercial Founding, confiscó algunas de sus cuentas. La institución también solicitó apoyo a Sony, la Sociedad Americana de Compositores, Autores y Editores para averiguar cómo recuperar el dinero.

Como resultado de los cobros, el saldo del intérprete en Wintrust Bank es actualmente de menos 13 dólares; mientras que tras realizarse cobros por 150 mil dólares en dos cuentas de Bank of America, quedó un saldo de 625 dólares.

Actualmente, Kelly tiene un adeudo de 50 mil dólares al propietario del estudio, por lo que se le solicitó a Sony, disquera del intérprete, que cubra esa cantidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.