El expresidente de Perú, Alan García, intentó suicidarse este miércoles al interior de su domicilio a fin de evitar que la policía lo detuviera en cumplimiento de una orden de aprehensión relacionada con el Caso Odebrecht.

Erasmo Reyna, abogado del hombre que gobernó la nación sudamericana entre 1985 y 1990 y luego nuevamente entre 2006 y 2011, confirmó ante medios de comunicación que “el (ex) presidente tomó la decisión de dispararse”, luego de que una fiscalía determinara imponerle detención provisional.

De acuerdo con Perú 21, agentes de la policía ingresaron al domicilio y, cuando estaban a punto de llevárselo, García pidió permiso para ir a su dormitorio; dado que ningún efectivo lo acompañó, aprovechó la oportunidad para darse un tiro en la cabeza.

Tras escuchar la detonación, la policía se apresuró a llevarlo a un hospital de la ciudad de Lima, donde fue sometido a una cirugía de emergencia y su estado se reporta como “crítico y muy grave”, según Zulema Tomás, titular del Ministerio de Salud.

Fotografía propiedad de: Congreso de Perú

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.