Si los ex gobernadores del Estado de México quieren guardias de seguridad, los tendrán que costear ellos mismos, porque del erario ya no saldrá dinero para ese beneficio. El gobernador actual, Alfredo Del Mazo Maza, promulgó el decreto mediante el cual la legislatura estatal eliminó privilegios con los que contaban los exmandatarios mexiquenses quienes eran asistidos por personal de seguridad y ayudantía a cargo de recurso público.

La diputada Azucena Cisneros Coss presentó la iniciativa en diciembre de 2018 para dejar sin efecto el decreto que data de 1945, así como otro acuerdo del Ejecutivo que es de 1993.

El 5 de marzo se aprobó la derogación por el pleno del Congreso del estado.

Se les pagó ¡hasta 32 asistentes!

El Gobierno del Estado de México pagaba para que seis personas asistieran a los exgobernadores, es decir dos de seguridad, dos de ayudantía, un chofer y una secretaria.

Eso en teoría, porque en la práctica la realidad era que los exmandatarios mexiquenses tenían más de una decena de personal de apoyo, y en algunos casos sumaban hasta 32, según lo investigó la legisladora.

Ya con la promulgación del decreto ahora los exgobernadores ya no podrán tener ningún tipo de apoyo o asistencia de personal que se pague con el erario de la entidad.

Peña Nieto y Eruviel Ávila, sin escoltas

O sea que Eruviel Ávila, Enrique Peña Nieto, César Camacho, Arturo Montiel, Alfredo Baranda e Ignacio Pichardo deberán tomar de su bolsa el pago de sus escoltas, así como sus secretarias y asistentes.

Claro que si dicen que necesitan personal de seguridad, deberán justificar el riesgo por el que lo solicitan… Solamente así la Fiscalía General de Justicia del Estado de México podrá evaluar su situación.

Foto propiedad de: Noe Marure / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.