La reina Isabel II, con 67 años en el trono de Gran Bretaña, festejó este domingo su cumpleaños número 93 con un servicio religioso en la capilla real de San Jorge en el castillo de Windsor, donde le acompañaron sus familiares, y se pospusieron hasta junio las celebraciones oficiales.

Este lunes se hacen los saludos con armas en muestra de respeto a la reina, toda vez que no está permitido hacerlo en domingo, según información del portal de The Sun.

Este lunes, la Artillería de Caballos Reales de la Tropa del rey desfilan frente al Palacio de Buckingham para dirigirse a Hyde Park, donde se organizará un Saludo Real de 41 disparos, mientras que el Honorable Artillery Company en la Torre de Londres hará un saludo de 62 cañones.

Por tradición, la reina tiene un cumpleaños oficial el segundo sábado de junio de cada año, día en el que se realiza el desfile Trooping the Color, aun cuando ella nació el 21 de abril de 1926 y se coronó en 1952, cuando tenía 25 años.

Este domingo, la monarca asistió al evento religioso sin la compañía de su esposo el príncipe Felipe, duque de Edimburgo; entre otros familiares asistieron los duques de Cambridge, William y Kate, Zara y Mike Tindall, el príncipe Adrew, la princesa Ana y el duque de Sussex, Harry, quien asistió sólo debido al avanzado embarazo de su esposa Meghan.

Desde temprana hora, los duques de Sussex enviaron un mensaje de cumpleaños a la soberana a través de la red Instagram: “Feliz cumpleaños, Majestad, señora, abuelita. ¡Te deseo el día más maravilloso! Harry y Meghan.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.