Fue a principios de abril cuando se informó que Britney Spears habla ingresado, de forma voluntaria, a un centro de salud metal debido a que se encontraba preocupada por su padre, Jamie Spears, quien está delicado de salud.

A los diez días, la Princesa del Pop obtuvo un permiso para salir unas horas del centro, tiempo en el que aprovechó para ir al salón de belleza.

Este domingo de Pascua, la cantante salió nuevamente de la clínica de salud mental donde se encuentra internada y, de acuerdo al portal TMZ, la estadounidense fue vista abandonando el hotel Montage en Beverly Hills junto a su novio, Sam Asghari, con quien habría pasado todo el día.

¿Algo armado?

Las imágenes de la salida de Spears han sido difundidas luego de que diversos fanáticos manifestaran su preocupación y expresaran en redes sociales que la artista está recluida por la fuerza en el psiquiátrico por una estrategia de marketing orquestada por su padre.

Especulación que tomó más fuerza luego de que la propia madre Spears comenzara a seguir a diversos fans de su hija y colocar varios “like” (me gusta) a mensajes que exigen la liberación de la artista.

Sin embargo, su aspecto ha llamado la atención y preocupado a sus millones de seguidores, ya que se le vio demacrada y con el cabello desaliñado.

En las redes sociales aseguran que Britney podría haber estado sedada y que, en definitiva, no se encuentra bien.

Hasta el momento se dice que Britney Spears seguirá internada voluntariamente hasta cumplir 30 días. Por otra parte, el portal destacó que los hijos de la cantante no estuvieron presentes durante la salida de su famosa madre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.