El presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, investigar la agresión que sufrieron sus tropas por parte de soldados mexicanos el pasado 13 de abril en la frontera entre ambos países.

En ello coincidió el canciller Marcelo Ebrard quien, no obstante, dijo que este tipo de incidentes son muy comunes y, en el caso particular subrayó que sí hubo comunicación directa y oportuna con el gobierno estadounidense.

México reitera respeto mútuo

En conferencia de prensa, en Palacio Nacional, el jefe del Ejecutivo federal reiteró que desea mantener una relación de respeto mutuo, así como de cooperación con el país vecino del norte.

“Vamos a analizar este incidente, vamos a tomar en cuenta lo que él está señalando y se va a actuar de conformidad con la ley, en el marco de nuestra soberanía”.

El enojo de Trump

La mañana de este miércoles, Donald Trump acusó en Twitter que soldados mexicanos apuntaron con sus armas a elementos de la Guardia Nacional, lo que consideró como una táctica de los traficantes de drogas.

Al respecto, López Obrador destacó la importancia de hacerle saber a Trump que su gobierno no se peleará con el que él representa.

“Queremos una relación de respeto mutuo y de cooperación para el desarrollo y que así como nos hemos venido entendiendo en estos meses, vamos a seguir actuando para mantener relaciones cordiales y de buena vecindad”.

Actitud responsable al pueblo y al Gobierno de Estados Unidos

López Obrador comentó que aunque no tenía conocimiento de la acusación de Trump, se revisará el caso y envió un mensaje al presidente en cuanto a que su gobierno quiere mantener una relación respetuosa y de amistad con su Gobierno.

“Ya por lo que estoy leyendo, vamos a hacer la revisión del caso, tomar en cuenta lo que él está señalando y asegurarle de que siempre habrá de parte nuestra una actitud responsable al pueblo y al Gobierno de Estados”.

Es legítima la posición de Trump

López Obrador ha respondido en varias ocasiones a los reclamos de Donald Trump, quien insiste en cerrar su frontera con México.

Apenas el pasado 28 de marzo, respondió a las aseveraciones del mandatario estadounidense en cuanto a que el actual Gobierno no nace nada para ayudar a detener el flujo de migrantes hacia EU, por lo que insistió en el cierre fronterizo.

Al considerar como “legítima” la posición de Trump, el mandatario mexicano comentó que ayudará su gobierno en todo lo que pueda, pues no quiere, “de ninguna manera” confrontarse con el gobierno de Estados Unidos.

En este sentido, comentó que ha instruido a los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para que ayuden con la demanda del gobierno estadunidense, y “es legítimo que estén ellos inconformes y que hagan estos reclamos, nada más que nosotros tenemos una concepción, si no distinta, sí con algunos matices”.

Ayuda al Gobierno de EU

López Obrador señaló que la administración de fondos para el desarrollo, como parte de un acuerdo integral para atender las causas de la migración, puede ser vigilada por organismos internacionales, de modo que no haya corrupción. Asimismo, insistió en respetar su postura y que le ayudarán.

“No es decir es un problema de Estados Unidos o de los países centroamericanos, no nos corresponde. No, vamos a ayudar”.

Además, destacó que los flujos migratorios de mexicanos a Estados Unidos son mucho muy bajos, pues el mexicano “ya no está buscando trabajo” en Estados Unidos.

Incidente común

Por su parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores informó sobre el hecho suscitado en la frontera con Estados Unidos es un incidente común. En un comunicado, detalló que un grupo de militares mexicanos se encontraron con dos soldados estadounidenses que realizaban operaciones de apoyo en un vehículo sin identificación al sur de la valla fronteriza.

El encuentro tuvo lugar “en una zona en la que los límites de la frontera no resultan claros por su geografía”, explicó.

La SRE detalló que, tras la investigación correspondiente, se determinó que el vehículo de los militares de ese país se colocara al norte de la valla fronteriza para evitar confusiones.

Dijo que este tipo de incidentes es común, ya que se trata de una verificación de patrullaje ordinario, sin consecuencias para ambos gobiernos, quienes mantienen comunicación permanente y luida.

Al señalar que México reitera su disposición plena para mantener una buena relación bilateral basada en la confianza y respeto mutuo, sostuvo que, sobre este hecho en particular, estuvieron en contacto directo y oportuno.

Foto propiedad de: Nacho Ruiz/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.