Los algoritmos no serán los que realicen el avance de la Inteligencia Artificial (IA), sino los nuevos diseños de los procesadores, los cuales ayudarán a conseguir la evolución de ésta. 

Así lo manifestó el científico informático Bill Dally, durante una presentación en la conferencia del EmTech Digital de MIT Technology Review.

El especialista aseguró que la revolución actual del aprendizaje profundo ha ocurrido gracias a las partes tangibles de un sistema informático (hardware).

Al repasar la historia de esta área, Bill Dally señaló que, una gran cantidad de los algoritmos utilizados en la actualidad existen desde la década de 1980. El avance en el uso de grandes cantidades de datos para entrenar redes neuronales se dio a inicios del 2000.

Sin embargo, fue hasta principios del 2010, cuando, dijo, las unidades de procesamiento de gráficos (GPU, por sus siglas en inglés) entraron en escena, esto marcó el inicio de la revolución de aprendizaje profundo.

“Tenemos que seguir ofreciendo un hardware más capaz, o el progreso de la IA se frenará”, sostuvo el experto.