La moneda mexicana finalizó la sesión con una depreciación de 0.52 por ciento o 9.8 centavos para situarse en alrededor de 18.92 pesos por dólar, perdiendo terreno junto a la mayoría de las divisas de economías emergentes. 

Por ello mostró un comportamiento paralelo al del rand sudafricano, que perdió 0.73 por ciento y cerró cotizando en 14.26 rands por dólar.

De acuerdo con Banco Base, aunque existe poca relación económica entre México y Sudáfrica, las divisas se comportaron de manera similar, ya que son empleadas para especular sobre el desempeño de otras divisas de economías emergentes, en particular que se observó una baja liquidez en el mercado cambiario.

Parte de la depreciación se debió a un incremento en la compra de dólares con fines de cobertura, por anticipación a posibles episodios de mayor volatilidad en las próximas sesiones.

El martes de la siguiente semana se publicará el crecimiento económico de México del primer trimestre, para el cual se anticipa un alza cercana a 0.1 por ciento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.