El presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que no se entregarán contratos a empresas nacionales y extranjeras involucradas en casos de corrupción, luego de que la Secretaría de la Función Pública inhabilitó por tres años a la polémica empresa internacional Odebrecht, impidiéndole participar en cualquier contrato del gobierno federal.

Sin embargo, aseguró que se respetarán los contratos ya existentes “porque si empezamos a cancelar contratos de manera indiscriminada se va a generar desconfianza en el país, y ahora los inversionistas y tienen mucha confianza en México porque ya hay un Estado de derecho, saben los inversionistas que no se permite la corrupción”.

Tras decir que el consejo de la empresa brasileña llegó a sesionar, incluso, en Los Pinos, “o sea que se metieron hasta la cocina”, el mandatario federal subrayó que las empresas corruptas del extranjero no podrán participar ya en licitaciones del gobierno, “eso se acaba”, enfatizó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.