El presidente Andrés Manuel López Obrador dio el banderazo para iniciar los estudios y trabajos preliminares para la construcción del aeropuerto “General Felipe Ángeles” en la Base Aérea Santa Lucía en Zumpango, Estado de México.

En un breve pronunciamiento, el mandatario recordó que la construcción estará a cargo del grupo de ingenieros de la Secretaría de la Defensa Nacional y terminado en el 2021.

“La construcción de este nuevo aeropuerto, estoy seguro que se va a cumplir en tiempo y en forma. Que vamos estar inaugurando el nuevo aeropuerto en 2021 y que no se va ampliar el presupuesto destinado originalmente”

El mandatario espera que su gobierno gaste menos del dinero que se tiene presupuestado, es decir, 68 mil millones de pesos de acuerdo a declaraciones del ingeniero encargado del aeropuerto, el general Gustavo Vallejo.

Ante funcionarios de su gabinete y gobernadores, López Obrador recordó que se decidió cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México porque estaría terminado en 2024, por corrupción y porque habrían cerrado el actual aeropuerto de la capital “Benito Juárez” y el de Santa Lucía.

“No se va a ampliar el presupuesto, que se estima una obra en 100 mil millones y termina costando 300 mil, no va a pasar lo que sucedió con el Tren Toluca-Ciudad de México, que se estimó en 30 mil millones y para terminarlo vamos a requerir un presupuesto adicional que en total va a significar 90 mil millones de pesos.”

Recordó que se hizo una consulta con los pobladores de la zona y que es importante tener estudios de impacto ambiental, así como cumplir a cabalidad con la normatividad para no darle motivos a adversarios y conservadores para criticar la obra.

“Ya hasta se puede iniciar la construcción de las pistas, pero estamos cuidando mucho, con mucha prudencia, no queremos dar motivos porque ahí andan observado todo lo que hacemos”.

A diferencia de otros eventos, el presidente cantó el Himno Nacional al finalizar el evento del banderazo. En redes sociales ha sido criticado por no hacerlo, ¿está faltando a la ley? No, de acuerdo con la Ley sobre el Escudo, la Bandera e Himnos Nacionales.

El artículo 42 de dicha ley indica que el Himno “sólo se ejecutará, total o parcialmente, en actos solemnes de carácter oficial, cívico, cultural, escolar o deportivo, y para rendir honores tanto a la bandera nacional como al presidente de la república”.

Mientras que el 45 señala que debe de hacerse en posición firme los hombres con la cabeza descubierta. El artículo noveno dice que en ceremonias cívicas u oficiales “cuando menos consistirá en el saludo civil simultaneo de los presentes”.

El proyecto en Santa Lucía

Todos hemos escuchado sobre el nuevo aeropuerto en Santa Lucía, prácticamente desde hace un año, cuando el presidente comenzó a proponerlo. El proyecto es complejo y monumental pero el emplazamiento ya operaba como una base aérea importante, que en conjunto con otras instalaciones militares, es casi una ciudad.

Centro neurálgico de las operaciones de la Fuerza Aérea

La Base Aérea Militar número 1 es considerada como el centro neurálgico de las operaciones de la Fuerza Aérea Mexicana, porque en un máximo de dos horas cualquier aeronave puede llevar tropas o ayuda humanitaria al punto más lejano del territorio nacional.

Es uno de los mayores centros de capacitación y entrenamiento de militares, el cual cuenta con un espacio de alta seguridad que resguarda y destruye armas aseguradas al crimen organizado.

Aquí algunos detalles de la BAM

– Comenzó a operar en noviembre de 1952.

– Su extensión es de 2 mil 300 hectáreas.

– Tiene un pequeño edificio que hace las veces de terminal y sala de espera para dignatarios o funcionarios de alto nivel.

– Cuenta con una pista -de 75 metros de ancho- que es la más amplia del país y en ella puede aterrizar cualquier modelo de aeronave.

– Tiene tres zonas de hangares donde se da mantenimiento, así como una zona para el resguardo de helicópteros y aviones que son parte de ocho escuadrones aéreos.

– Incluye el Museo Militar de la Aviación Mexicana, que fue inaugurado en febrero de 2010, donde hay naves, uniformes y otros materiales relacionados con inicios de dicha industria en México y la Segunda Guerra Mundial.

8 mil militares

La Base Aérea Militar tiene tres desarrollos habitacionales para las familias de 3 mil militares.

Igualmente, cuenta con un área para el alojar a unos 8 mil soldados que durante cinco días permanecen encerrados en el cuartel como parte de los programas de capacitación y adiestramiento.

Se encuentra ahí la Escuela Militar de Tropas Especialistas de la Fuerza Aérea, la Escuela Militar de Ingenieros, así como la Escuela Militar de Materiales de Guerra, cada una equipada con instalaciones para el deporte.

Entrenamiento en amplias zonas

Además, está ahí el centro de entrenamiento de la Policía Militar, de las Fuerzas Especiales y Fusileros Paracaidistas, cuyo entrenamiento se da en amplias zonas para el entrenamiento físico.

Desde hace semanas muchos ya saben que sus hogares, sus sitios de entrenamiento y hasta de esparcimiento serán demolidos para dar paso al nuevo aeropuerto.

De acuerdo con la nota de Gustavo Castillo García, dentro de la BAM se encuentran escuelas de nivel básico de educación para los hijos de militares, así como de la población que vive en inmediaciones de la base.

Acuerdo económico con ejidatarios

Para nuevo el proyecto del nuevo aeropuerto se necesitan unas 700 hectáreas más de terreno, donde se construirán el edificio terminal, áreas de aduana, hospedaje y servicios.

Para ello, se dice, las autoridades en la obtención de predios ya habrían llegado a un acuerdo económico con ejidatarios de las comunidades de San Lucas Xolox y San Miguel Xaltocan.

Se tiene planeado que la construcción comience el próximo mes de junio.

Con información de La Jornada

Foto propiedad de: Isaac Esquivel/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.