El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield, informó el 11 por ciento de las gasolineras activas en el país defraudan al consumidor al no despachar “litros de a litro”.

Durante la conferencia de prensa mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, Sheffield Padilla reveló que, de enero a abril de este año, inspectores de la Profeco han realizado un promedio de 200 verificaciones de estaciones de servicio por semana, en seguimiento a denuncias o quejas interpuestas por ciudadanos.

De las más de 3 mil 200 estaciones inspeccionadas, la Profeco ha detectado irregularidades en cerca del 11 por ciento. Si bien el monto varía en cada caso, Ricardo Sheffield indicó que, en promedio, las gasolineras que engañan a los consumidores despechan 900 mililitros por cada litro pagado.

“En estos cuatro meses ya podemos hablar los promedios que nos ha arrojado estar visitando gasolineras donde se recibieron denuncias o quejas. Las verificaciones en cuatro meses nos hablan que el 11 por ciento no da litros de a litro (…) Entre los que roban lo normal, de ese 11 por ciento, en promedio se roba 100 mililitros por litro”.

Verificarán estaciones conforme a sorteo a partir del 1 de mayo

En cuanto a las verificaciones aleatorias anunciadas esta mañana por el presidente López Obrador, Sheffield confirmó que se realizarán 125 por semana y que el proceso se determinará conforme a un sorteo a celebrarse dentro de las instalaciones de la Secretaría de Energía (Sener).

De acuerdo con el funcionario federal, el ejercicio permitirá tener más claridad en cuanto a los fraudes y tomará en cuenta a las 12 mil estaciones que actualmente están en operaciones en todo el país.

Para la verificación, los inspectores de la Profeco se apegan a dos normas mexicanas en la materia, mismas que establecen un protocolo de seguimiento tanto para las condiciones físicas de las bombas de despacho, como para la revisión del correcto funcionamiento del software encargado de medir las cantidades de combustible.

“Son dos normas oficiales mexicanas: la 005 y la 185. Revisamos que no tenga fugas la manguera, revisamos que estén las pilas bien. Todas las bombas tienen un par de pilas que mantienen la bomba encendida cuando se va la luz. Eso es parte de lo que revisamos de lo material, como también se hacen pruebas de carga en nuestros tanques. La 185 nos permite revisar el software, que sea autorizado, que no sea pirata ni con alteraciones”.

Amedrentan a inspectores

Según Sheffield, hasta el momento se han inmovilizado más de 2 mil bombas de servicio a consecuencia de adecuaciones realizadas para engañar a los consumidores. El procurador aseguró que el proceso ha resultado complicado, pues en diciembre se cesó a la mayoría de los inspectores y se promovieron a nuevos funcionarios, a fin de erradicar la corrupción tolerada por pasadas administraciones.

Como consecuencia de las nuevas directrices de operación, al menos 3 inspectores han estado involucrados en incidentes con sujetos armados, quienes han disuadido las verificaciones a partir de amenazas. De acuerdo con Ricardo Sheffield, los actos armados de intimidación se registraron durante el mes de diciembre, en gasolineras del estado de Tamaulipas.

Foto propiedad de: Gobierno de México

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.