El PRI propondrá la creación de un Consejo ciudadano que evalúe los programas sociales, para que haya transparencia y rendición de cuentas, y que no sean decisión del Gobernador.

El diputado Álvaro Ibarra dijo que presentará un punto de acuerdo en el que explica que se trataría de un órgano ciudadano autónomo, el cual sería el responsable de evaluar los programas, objetivos, metas y acciones de los programas sociales implementados por el Ejecutivo Estatal.

“La reforma que se propone tiene varias aristas: una de ellas es que la evaluación de los programas del Estado sea realizada por un ‘tercero’, es decir, por un órgano Constitucionalmente autónomo, que estará integrado por ciudadanos reconocidos por su experiencia académica y social”.

Agregó que los integrantes deberán acreditar no pertenecer a algún partido político y con ello se fortalecerán los mecanismos de rendición de cuentas de los programas sociales; con las recomendaciones que expida el Consejo se podrán corregir, modificar e incluso eliminar programas; y se eficientizará el trabajo gubernamental.

Álvaro Ibarra destacó que la reforma busca eliminar ese vicio y dar mayor certeza en las políticas públicas aplicadas desde la administración estatal.

“Actualmente quien evalúa los programas plasmados en el Plan Estatal de Desarrollo es el propio Gobierno. El ser juez y parte no es saludable en ningún ámbito, mucho menos en acciones de gobierno que tienen un impacto directo al ciudadano. Con la reforma que se promueve se elimina esta atribución ejecutiva”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.